Top

Altamar celebra su Junta Anual de Partícipes y la IV Jornada de Inversión Alternativa Global en el año de su XV Aniversario

La jornada contó con la asistencia de más de 500 inversores y la participación de destacadas personalidades del mundo de la inversión alternativa, así como con el equipo gestor de Altamar al completo en el año en que la firma celebra su decimoquinto aniversario

 

La Junta Anual de Partícipes de Altamar y la IV Jornada de Inversión Alternativa Global se celebró en Madrid con la intervención de destacados ponentes como David Mackie, Senior Advisor on European and Global Thematic Research de JP Morgan, Michael Arougheti, co-fundador, CEO y presidente de Ares Management, Raj Agrawal, Global Head de Infraestructuras de KKR o Laurent Nguyen, CEO de Bionure (una de las compañías en cartera de Alta Life Sciences). La jornada sirvió no solo para informar de la evolución de las distintas áreas de la compañía y de cada uno de sus fondos, sino también para analizar la situación macro global y sus implicaciones en los mercados de los distintos activos de inversión alternativa.

 

Claudio Aguirre, presidente, Co-CEO y socio co-fundador de Altamar Capital Partners comenzó su intervención agradeciendo a los partícipes la confianza que ha hecho posible que la firma cumpla 15 años y esté a punto de alcanzar los 7.000 millones de euros de capital comprometido por sus inversores, con un equipo de 150 profesionales y una especialización e internacionalización cada vez mayores.

 

Aguirre puso de manifiesto que los activos alternativos están experimentando unos crecimientos similares a los de los años de la precrisis y “vemos que el número de compañías cotizadas en Estados Unidos ha caído un 46% desde 1996, mientras que, por otro lado, no ha parado de aumentar el número de empresas adquiridas por firmas de Private Equity”.  La rápida evolución de la industria de los fondos, según afirmó Aguirre, “nos lleva a encontrarnos con un mercado cada vez más especializado y sofisticado, donde se han desarrollado diferentes estrategias de inversión que permiten a los inversores obtener esta mayor opcionalidad y flexibilidad, a la vez que hacen cada vez más complejo para ellos definir por sí solos la composición de sus carteras de inversión”. Todo esto hace que desde Altamar se mantengan muy atentos para seguir “en nuestros procesos de due diligence y tener la seguridad de que seguimos obteniendo acceso a los mejores gestores”.

 

Una de las señas de identidad de la firma, y que se ha mantenido a lo largo de sus quince años de historia, es su filosofía de inversión, que según afirma Aguirre está “centrada en los activos alternativos, con una perspectiva de medio y largo plazo, manteniendo en todo momento un enfoque paciente y riguroso de preservación del capital”.

 

Además de la actividad en las distintas áreas de Altamar que se repasó posteriormente por cada uno de los responsables de la firma, Claudio Aguirre destacó la labor de la Fundación Altamar, cuya actividad ha experimentado un gran impulso este último año con un buen número de actividades entre voluntariados, patrocinios, eventos benéficos y proyectos como la edición del libro “El mar en las colecciones del Museo del Prado” con el que la compañía celebra su decimoquinto aniversario.

 

El nuevo logotipo de Altamar que se ha presentado en el transcurso de la Junta es un esfuerzo por actualizar la imagen de la marca sin perder sus señas de identidad, pero reflejando su crecimiento, internacionalización y especialización. La intervención de Claudio Aguirre concluyó con la presentación de un nuevo vídeo que recoge el día a día, las prioridades y la forma de trabajar de Altamar Capital Partners.

 

La segunda intervención de la jornada corrió a cargo de David Mackie, Senior Advisor on European and Global Thematic Research de JP Morgan, que analizó el panorama económico global en una ponencia titulada “The global economic Outlook and implications for financial markets”. En su intervención destacó la sustancial desaceleración del crecimiento en la economía mundial durante el año pasado, consecuencia del debilitamiento del impulso fiscal estadounidense, el desapalancamiento chino, la incertidumbre del Brexit y los efectos directos e indirectos de los aranceles. Los efectos directos se refieren al aumento de impuestos que representan los aranceles, mientras que los efectos indirectos se refieren al impacto en la confianza y el gasto. La economía global ahora está funcionando cerca de su potencial. Es difícil saber qué pasará después. Fuera de Estados Unidos, hay poco espacio para la flexibilización monetaria y es difícil juzgar cuándo terminará el ajuste corporativo. Su previsión es que el crecimiento global se mantendrá en el rango de 2,5-3%, y, aunque nos encontramos ante un ciclo económico maduro, no debemos esperar una recesión en el corto plazo. El mayor riesgo frente a esta previsión es una mayor escalada del conflicto comercial.

 

Cada vez más empresas del middle market acceden a financiación a través del crédito privado, según señaló Michael Arougheti, co-fundador, CEO y presidente de Ares Management.  En su ponencia, titulada “Private Debt: from periphery to prominence”, repasó la evolución de este sector y defendió la deuda privada como un instrumento de financiación para las empresas y un activo financiero atractivo para los inversores. El presidente y cofundador de Ares Management reveló algunos de los elementos clave de su proceso de inversión que han sido críticos para conformar la historia de éxito de su empresa.

 

Por parte de Altamar presentaron el área de deuda José Maria Fernández y Rodrigo Echenique, socios de Altamar Credit, quienes destacaron las principales magnitudes del primer fondo de deuda de la compañía, Altamar Private Debt I, que cuenta con un tamaño de 234 millones de euros, está invertido en 20 fondos (9 de Senior Loans y 11 de Direct Lending) , con posiciones en más de 125 compañías del mid-market lo que ofrece una exposición muy diversificada al segmento corporativo de las principales economías de Europa y 15 industrias diferentes.

 

Otro de los invitados que intervino en la Jornada fue Raj Agrawal, Global Head de Infraestructuras de KKR, que desde su experiencia hizo un repaso al futuro de los activos de infraestructuras en un panel que bajo el título “Infrastructure: Investment opportunities in a highly Dynamic sector” moderaron Claudio Aguirre e Ignacio Antoñanzas, socio fundador de Altamar Infraestructuras. En su opinión se trata de un sector que está infra penetrado por los fondos, por lo que hay oportunidades muy interesantes. Entre el año 2000 y el 2008 las inversiones de fondos en infraestructuras han pasado de representar menos de un 1% en las carteras de activos alternativos a alcanzar un 10% debido a lo atractivo de las características propias de este activo.

 

Al finalizar el panel Ignacio Antoñanzas habló de la evolución de los fondos que la firma gestiona en el ámbito de las infraestructuras.  En primer lugar, el fondo Altamar Infraestructure Income I que cuenta con un tamaño total de 356 millones de euros y ya ha realizado 25 compromisos (en el mercado primario, secundario y co-inversiones) que representan una inversión en más de 140 compañías en diferentes estrategias y añadas y un alto nivel de diversificación tanto en geografía como en sector, modelo de negocio y estrategia de inversión.  En su conjunto el fondo presenta un retorno muy atractivo que genera dividendos de forma recurrente desde el inicio, obteniendo unos retornos netos para los inversores en línea con lo previsto y sin curva J, siempre poniendo énfasis en la gestión operativa buscando reducir el perfil de riesgo.  Ignacio Antoñanzas ha explicado también que en línea con este primer fondo Altamar ha decidido lanzar su segundo fondo en esta área, Altamar Infraestrcutrure Income II, con una estrategia similar a su antecesor y un tamaño objetivo de entre 300 y 400 millones de euros.  Este segundo fondo ya ha empezado su actividad de inversión y cuenta con un buen pipeline de inversión.

 

Para terminar su intervención y dar paso a Fernando Olaso, socio de Altamar Real Estate y co-director del área de real assets junto con él, Ignacio Antoñanzas presentó un vídeo con imágenes e información de las distintas inversiones desarrolladas tanto con los fondos de infraestructuras como con los fondos inmobiliarios.

 

Olaso explicó que la estrategia de Altamar Real Estate se basa en tres pilares fundamentales: en primer lugar, ser tremendamente selectivos en todo lo que hacen, buscando la diversificación como protección del riesgo. En segundo lugar, aplicando palancas de generación de valor para conseguir una expansión del múltiplo en valoración. En tercer lugar, proteger el capital a través de la utilización de apalancamientos razonable y comprando activos generadores de caja.  En este marco, desgranó las seis tendencias clave que tienen su impacto en el sector inmobiliario: crecimiento de las ciudades “punteras”; crecimiento del mercado inmobiliario relacionado con el sector de healthcare; la concienciación “eco” y PropTech; consumidores que demandan “experiencias” frente a “cosas”, es decir el cambio de preferencias de los consumidores hacia nuevas experiencias en el sector del ocio y turismo; el impacto del e-commerce, que está produciendo un redimensionamiento en el sector logístico; y por último un mayor enfoque en eficiencia y servicios de los activos inmobiliarios.

 

En cuanto a la actividad de los fondos inmobiliarios, Fernando Olaso recordó que los fondos Altan I & II se encuentran en proceso de desinversión, el fondo Altan III, de la añada 2014, ya está totalmente comprometido con una cartera diversificada de 25 compromisos entre primarios, coinversiones y secundarios y, por último, el fondo Altan IV que cuenta con 362 millones de euros de compromisos de inversores se encuentra en periodo de inversión con 25 compromisos hasta la fecha muy diversificados y en fondos de difícil acceso.

 

Antes del almuerzo, Marcel Rafart, socio de Galdana Ventures, habló de la actividad de la firma en venture capital. Este sector, según Rafart, ofrece una combinación de riesgo/retorno muy atractiva para los inversores debido a la recurrencia de los resultados de los mejores fondos, a los que Fondos de Galdana han conseguido acceso.

Galdana I, con un tamaño de 275 millones de euros, completó su cartera con 44 compromisos repartidos entre Estados Unidos, Europa, Israel y Asia y ya se están produciendo desinversiones en compañías subyacentes de la cartera. Galdana II se encuentra en periodo de colocación (actualmente con un tamaño de 350 millones de euros) y sigue la misma estrategia de inversión que Galdana I.

 

Por la tarde se repasó la actividad de los fondos de private equity de la mano de Inés Andrade, vicepresidenta y socia, José Luis Molina, co-CEO, co-CIO y socio co-fundador, Miguel Zurita, co-CIO y socio, Miguel Echenique, managing director y socio e Ignacio de la Mora, managing director y partner.  Los nueve programas de inversión evolucionan muy favorablemente no solo en términos de valoración sino también en términos de distribución a partícipes y de las perspectivas de retorno final.  Hay dos fondos, ABE y ASO IV que por su antigüedad se encuentran ya en fase de liquidación.

 

Para finalizar este bloque Derek Snyder, managing director y partner, junto con Miguel Zurita y José Luis Molina comentaron algunas de las claves que ofrece la inversión en el mercado de secundarios donde Altamar invierte volúmenes significativos, con estrategia “value”.

 

Las inversiones en el mercado secundario siguen siendo atractivas dado que las valoraciones de las compañías suelen ser conservadoras. Permiten una construcción de cartera más rápida, acortan el tiempo de tenencia de las inversiones y por tanto adelantan las distribuciones, y mitigan el efecto “curva J” en valoración. Proporcionan, además, una menor exposición al riesgo ya que se tiene la oportunidad de analizar una cartera ya existente. El volumen de transacciones en secundario ha experimentado un crecimiento fuerte en los últimos diez años, si bien el porcentaje que supone sobre la capacidad disponible en el mercado se ha mantenido constante.

 

Para cerrar la Jornada Guy Nohra y Montserrat Vendrell, socios de Alta Life Sciences, hablaron de la evolución del fondo Alta Life Sciences I en el que se han realizado un total de tres inversiones en compañías punteras del ámbito de ciencias de la vida: Peptomyc, Mediktor y Bionure.  Precisamente sobre esta última empresa habló Laurent Nguyen, CEO de la misma, quien explicó el tipo de investigación que llevan a cabo, centrada en el desarrollo de fármacos para el tratamiento de distintas enfermedades neurodegenerativas para las que no existen actualmente opciones terapéuticas. Nguyen puso de manifiesto cómo la inversión en ciencias de la salud ofrece un modelo único tanto por el retorno financiero de la inversión como por su impacto en la sociedad y explicó el ciclo de vida que experimenta una compañía en este sector desde que se arranca con un descubrimiento hasta que se desarrollan las distintas fases del medicamento para llegar al registro y comercialización final.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies