Top
 

Infraestructuras

AF_Logo_Altamar_Familia_ALTAMAR-INFRAESTRUCTURAS
Inversión en activos o servicios esenciales para el funcionamiento de una sociedad
El área de Infraestructuras cuenta con un equipo especializado de inversiones cuya finalidad es la construcción de una atractiva cartera de activos, combinando la inversión en fondos de infraestructuras primarios dirigidos por gestores con gran experiencia y trayectoria probada, con la inversión en el mercado secundario, así como en inversión directa mediante coinversiones, aplicando la misma metodología de análisis para su selección que en el resto de las áreas de inversión de Altamar.

Las infraestructuras comprenden activos de una amplia variedad de sectores que inciden directamente en la competitividad de la economía de una región o país. Existen infraestructuras de transporte, de energía, redes de distribución y saneamiento de agua, infraestructuras de telecomunicaciones e infraestructuras sociales. Una buena definición podría ser “todo activo que es esencial para el funcionamiento de un país, comunidad o región y que afecta a los servicios básicos como electricidad, agua, transporte, comunicaciones o salud”.

Si bien los activos de infraestructuras no son algo nuevo, la novedad es que están atrayendo cada vez más capital privado. ¿Por qué está ocurriendo esto? De acuerdo con la Consultora Mckinsey en su último informe de 2017, para el periodo 2018-2035 se estiman una necesidades de inversión a nivel mundial en el sector de Infraestructuras de 69.400 trillones de dólares y el sector público no tiene capacidad suficiente para acometerlas, dando lugar a un déficit de 350.000 millones de dólares al año de necesidades de inversión a cubrir con capital privado. Es esta necesidad de participación del capital privado la que hace que se dote a las infraestructuras de una serie de características económicas únicas: presentan flujos de caja estables y predecibles gracias a los contratos o regulación que las sustentan, una elevada protección a la inflación y a las subidas de tipos de interés y tienen capacidad de generar caja de manera recurrente.

Todas estas características se traducen en que la inversión en infraestructuras ofrece un perfil retorno-riesgo realmente atractivo, presentando una baja volatilidad y correlación con otros activos, aportando por tanto un efecto positivo en términos de diversificación de una cartera de inversión. La gran ventaja es que estos retornos (superiores tanto a la renta fija como a la variable) son altamente independientes de los ciclos macroeconómicos.

Las empresas de infraestructuras brindan beneficios reales y los mejores proyectos proporcionan, conectan y producen resultados sostenibles. En este sentido, en la medida que los gobiernos reconocen el poder de las infraestructuras como una palanca para el crecimiento económico, facilitan el flujo de capital privado que como hemos visto, es crítico para cubrir las necesidades de infraestructura.

Con el paso del tiempo, las infraestructuras se han convertido en una clase de activo en sí misma y cuyo peso en las carteras va en aumento. Así, las infraestructuras representan hoy el 8,5% del grupo de activos privados globales invertibles y es la clase de activos privados de más rápido crecimiento con una perspectiva de futuro magnífica.

Equipo

Fondos gestionados

PROGRAMAVINTAGEESTRATEGIA DE INVERSIÓNSEGMENTO DE MERCADOEnlace
Altamar Infrastructure Income I F.C.R.2015Infraestructura GlobalCore-Plus / Value-Added, y enfoque multi-sectorVer
Altamar Infrastructure Income II FCR2019Infraestructura GlobalCore-Plus / Value-Added, y enfoque multi-sectorVer